Madonna House
(La Casa de Nuestra Señora)

Madonna House es un apostolado laico compuesto por hombres y mujeres laicos y sacerdotes. Nosotros somos una familia dentro de la Iglesia Católica Romana, dedicada a amar y servir a Cristo en cada uno de nosotros y en todos los hombres y mujeres.

La Casa de Nuestra Señora - Nuestra Señora de Combermere, a quien está dedicado nuestro apostoladoNuestra sede principal y centro de formación está localizado en Combermere, Ontario, un pequeño pueblo, a 320 kilómetros al noroeste de Toronto, y a 200 kilómetros al oeste de Ottawa en el valle de Madawaska.

De los aproximadamente 200 miembros, unos 100 viven en Combermere, donde también pueden vivir personas invitadas  y trabajar con la comunidad durante variados períodos de tiempo.

Los otros miembros viven en 23 centros,  ubicados en Estados Unidos, Canadá, el Caribe, Inglaterra, Francia, Brasil y Africa. Cada casa tiene una misión particular asignada por el Obispo de la diócesis local. Algunas casas están dedicadas a atender las necesidades materiales de la población cercana, otras son principalmente Acasas para escuchar@ a visitas que vienen durante el día. Catherine Doherty, nuestra fundadora, decía que la soledad es la mayor pobreza de nuestros tiempos. En cada una de nuestras casas, la vocación más importante es la de formar una comunidad de amor, para ofrecer una hospitalidad de corazón y un hogar.


Catherine DohertyLOS COMIENZOS

La fundadora de  Madonna House es Catherine de Hueck Doherty. Catherine nació en Rusia a fines de siglo, y creció en un hogar profundamente cristiano con influencia tanto ortodoxa como católico-romana. Se casó muy joven con Boris de Hueck, y trabajó como enfermera del ejército durante la primera guerra mundial. Tuvo que huir de la revolución rusa con su esposo Boris y eventualmente juntos emigraron a Canadá.

En Rusia, su familia había sido rica. En el nuevo mundo, tuvo que pasar por diferentes trabajos menores para sostener a su esposo enfermo y a su pequeño hijo, en esta etapa Catherine llegó a conocer lo que era la extrema pobreza. Gradualmente, fue mejorando su nivel económico y empezó a sentir que las siguientes palabras del Evangelio hacían eco sin cesar en su propio corazón: “Levántate y anda, vende lo que posees... dáselo a los pobres... ven, sígueme”.

Respondiendo a esta llamada, ella estableció una Casa de la Amistad a principios de los años 30, primero en Toronto durante la Recesión, y luego en Harlem, en la ciudad de Nueva York, donde fue pionera en el trabajo en pro de la justicia interracial. El Papa Juan Pablo II da a Catherine y a su Apostolado su bendición con la ocasión de los 50 años del apostolado laico.En 1947, llegó a Combermere, donde el Obispo de Pembroke la animó para que abriera un centro  de apostolado rural en su diócesis. Con su segundo esposo, el periodista irlandés-americano Eddie Doherty, Catherine una vez más comenzó a vivir el Evangelio de una manera simple y concreta, atendiendo las necesidades de la gente local y extendiendo su mano de amistad y fe. Como en Harlem y Toronto, muchas personas venían a visitarla y se quedaron con ella. Lo que sorprendió a Catherine, fue la llegada de algunos sacerdotes. Sin tener ningún plan o idea preconcebida, llevada sólo por su intenso amor a Dios y por su inquebrantable deseo de hacer su voluntad, Catherine escuchó y respondió a su voz. Madonna House es el fruto de aquel escuchar.

En 1952, como respuesta a la sugerencia que el Papa Pío XII hizo directamente a la fundadora, la joven comunidad votó en favor de hacer votos de pobreza, castidad y obediencia. La vida de Catherine ha sido contada en Tumbleweed y en Cricket in My Heart por Eddie Doherty; en su autobiografía, Fragments of My Life. Otra biografía escrita por Lorene Hanley Duquin, They Called Her the Baroness relata las distintas etapas de su vida en forma muy completa. Estas obras se pueden obtener por correo escribiendo a Madonna House Publications, Combermere, ON, K0J 1L0, Canadá.


CATHERINE DOHERTY DESCRIBE MADONNA HOUSE

Madonna House (La Casa de Nuestra Señora) Combermere, Ontario, CanadáUNA COMUNIDAD DE AMOR

“El objetivo principal de Madonna House es formar una comunidad de amor. El éxito de una misión no está nunca en sus trabajos. Está, principalmente en el amor que cada miembro tiene por el otro.”

“Para formar una comunidad, tú debes primero hacer contacto con la Trinidad. No se puede establecer una comunidad entre las personas si ellas deciden que no necesitan a Jesús o que ellas pueden hacerse a sí mismas dios. Cuando nosotros nos enamoramos de la Trinidad, nos volvemos parte de aquella comunidad de amor eterna y primaria.”

LLEGAR A SER ORACION

“Nosotros tocamos a Dios con una mano y al hombre con la otra. Esto significa que nosotros nos volvemos cruciformes. Una persona cruciforme es un símbolo de oración. La única verdadera comunicación es aquella que existe entre dos personas crucificadas.”

La Capilla, Nuestra Señora del BosqueNAZARET

“El espíritu de Madonna House es el espíritu de Nazaret... de una familia, la Familia de Nazaret, la cual fue una comunidad de perfecta caridad y amor.”

EL EVANGELIO SIN TRANSIGIR

“Es importante entender que lo ordinario de la rutina y de la vida cotidiana es el hilado con el cual se teje para vivir el Evangelio sin transigir. Ninguna parte del Evangelio es abstracta. Cada parte clama para ser encarnada.”

AMANDO A DIOS Y SIRVIENDO A LOS UNOS Y A LOS OTROS CON AMOR

“Un cristiano es una persona que se ha enamorado de Dios. Ahora bien, cualquiera que ama a Dios debe verdaderamente amar a la humanidad. No a la humanidad en su conjunto, sino a cada persona individual. Estar enamorado de la humanidad significa estar dispuesto a servir en cada dimensión en la que existan hombres y mujeres.”

“Para explicar un poco qué quiero decir con servicio, yo llamo a todos nosotros `personas de toalla y agua' que imitan a Cristo lavándole los pies a los discípulos.”

PIDIENDO LIMOSNA

“Nosotros somos mendigos para el Señor, en primer lugar para los pobres y después para nosotros mismos. Mendigamos de todo - dinero, ropa, comida, cualquier cosa que nosotros necesitamos y para aquellos a quienes servimos . Mendigamos porque estamos enamorados de un Mendigo que es Dios. Esto también nos identifica con los pobres del mundo quienes son Cristo.”

Clasificar los donativosCatherine tenía una visión de vivir el Evangelio en cada situación y aspecto de la vida. Ninguna parte del Evangelio es abstracta, decía ella. Lo ordinario de la rutina y de la vida cotidiana es el hilado con el que se va tejiendo este vivir el Evangelio sin transigir, restaurando el mundo para Cristo. Un carpintero trabaja con madera. Un operador de computadores trabaja con máquinas. Un cocinero alimenta a los hambrientos. Aquél que lava o cose viste a los desnudos. La espiritualidad puede encarnarse en cualquier cosa que hagamos, como Jesucristo el Hijo de Dios fue encarnado. Nosotros vivimos el Evangelio con nuestras manos, nuestras mentes, y nuestros corazones, a través de los deberes de nuestra vida cotidiana. Así descubrimos la santidad de las cosas pequeñas hechas bien, una y otra vez, por amor a Dios, ya sea coser un botón o escribir una carta u ordeñar una vaca. Nuestra vocación en Madonna House es hacer bien las cosas pequeñas por amor a Dios. Y ésta es verdaderamente la vocación de cualquiera que quisiera seguir a Cristo.

La vida sencilla de Nazaret que Catherine imaginaba tiene muchas facetas. Pero en nuestras vidas y actividades, es la fidelidad a las cosas ordinarias y cotidianas de la vida, el “deber del momento”, lo que conduce a la santidad y a la restauración del mundo  para el Señor, que nos creó a nosotros y al mundo.

“EL PEQUEÑO MANDATO”

Nuestro modo de vida

¡Levántate — anda! Vende todo lo que posees. Dáselo directamente, personalmente a los pobres. Toma mi cruz (la cruz de ellos) y sígueme, yendo a los pobres, siendo pobre, siendo uno con ellos, uno conmigo.

¡Pequeño — sé siempre pequeño! Simple, pobre, como un niño.

¡Predica el Evangelio con tu vida — sin transigir! Escucha al Espíritu. El te guiará.

Haz las cosas pequeñas extremadamente bien por amor a Mí.

Ama... ama... ama, sin calcular el costo.

Anda a la plaza y al mercado y quédate conmigo. Reza, ayuna. Reza siempre, ayuna.

Vive escondido. Sé una luz a los pies de tu prójimo.

Anda sin miedo a lo profundo de los corazones de las personas. Yo estaré contigo.

Reza siempre. Yo seré tu descanso.

PustiniaPUSTINIA

Desde la publicación del libro de Catherine Doherty Pustinia, esta palabra rusa, que significa desierto, se ha convertido en parte del vocabulario espiritual de muchos idiomas.

En Madonna House, esta palabra se refiere a un cuarto o cabaña, amoblada con gran sencillez, donde uno va a rezar y ayunar en silencio y soledad por 24 horas. Miembros e invitados que se quedan por un largo período de tiempo van a la pustinia con permiso del director espiritual, según las necesidades de trabajo de la comunidad.

En la pustinia uno lee la Biblia y ayuna con pan y té. Sin embargo, “nadie puede decirte qué hacer en la pustinia” dice Catherine. “Tú estás allí con Dios y El le habla a tu corazón.”

En Combermere, el énfasis está en la vida en comunidad, en la Apustinia del corazón@, aquel lugar de paz, silencio y soledad que está en el alma de cada persona, donde uno encuentra a Dios. Sin embargo, en muchas de nuestras casas ubicadas en distintas partes del mundo, se habilitan cuartos de pustinia para quienes deseen ponerse en la presencia del Señor. En estas casas, las Pustinias frecuentes le permiten también a los miembros de Madonna House poner ante Dios las necesidades de todos aquellos a quienes ellos sirven.


¿QUE ES MADONNA HOUSE?

Así es como uno de los miembros de nuestra familia la describiría:

La vida en Madonna House tiene una cierta rutina, que como una corriente constante y profunda nos lleva a través de días buenos y de días grises, sosteniendo todas las cosas en un mar de Amor Divino.

ComedorCualquiera persona que viene a visitar Madonna House se somete a esta rutina. Nos levantamos a las 7:00 AM y nos reunimos en la capilla para orar a las 8:00 AM. A las 8:30 tomamos un desayuno de leche, cereales,  yogurt, pan y té. Enseguida, a las 9:00 vamos a nuestros diferentes lugares de trabajo hasta el mediodía.  La mayor parte de nuestro trabajo es manual: lavandería, carpintería, jardinería, preservación de alimentos, pintura, limpieza, mantención de maquinarias y edificios, lavado de loza, etc.

Tenemos nuestra comida principal al mediodía, seguida por una lectura espiritual en comunidad, generalmente es un texto de los escritos de Catherine. El trabajo continúa luego de 1:00 a 5:00, con un descanso en la mitad para tomar té.

Misa diariaCelebramos la Eucaristía a las 5:15. La liturgia es la culminación de todo nuestro día. Como decía Catherine, “nosotros vivimos nuestra vida entre dos Misas”. Para nosotros, la vida es Cristo, que dijo: “Esto es mi Cuerpo que es entregado por ustedes: esto es mi Sangre, derramada por ustedes. Hagan esto en memoria mía.” Este espíritu de auto-sacrificio y de amor a Dios y a nuestro prójimo debe penetrar en cada rincón de cada pequeña cosa que hacemos, en el más leve movimiento de nuestros corazones y la más leve actividad de nuestras mentes.

A las 6:00 PM tenemos la cena que incluye una sopa substanciosa, vegetales, queso o granos. Después de la cena, nos repartimos el trabajo entre limpiar vegetales, lavar la loza o ayudar en alguna otra cosa.

Trabajando juntosDesde las 7:30, en algunas noches (cuando no hay clases, reuniones, prácticas de coro o seminarios) hay tiempo libre hasta las 9:00 pm, cuando nos volvemos a reunir una vez más para tomar el té y charlar un poco. A las 9:45 nos vamos a nuestros dormitorios y nos preparamos para dormir; las luces se apagan a las 11:15.

Este es el ritmo cotidiano de nuestra vida. Muchos son testigos de que es un ritmo saludable, que provee bienestar en lo físico y en lo espiritual. El reloj interno gradualmente comienza a pulsar en forma diferente al duro staccato de la vida contemporánea. Una vez logrado el silencio interior, entramos a un nuevo reino de gran misterio e infinita profundidad: éste es el reino del corazón humano, en el centro del cual habita el Dios viviente.

Trabajando juntosLa genuina sabiduría de Nazaret no se nos revela hasta que llegamos a este punto de silencio y paz donde podemos iniciar nuestro “viaje al fondo del alma”. El ritmo básico de una vida sencilla y ordinaria nos permite volvernos más conscientes de lo que existe en nosotros mismos. Con el tiempo, llegamos a apreciar la gran fortaleza de una vida cristiana en comunidad.

Aquellos que entran en este viaje interior podrán encarnar el Evangelio viviente en su viaje por la vida. Escuchando al Espírito, y con su poder, ellos encarnarán lo que el Señor desea para su propia salvación, por donde quiera que ellos vayan y también para la salvación de nuestros tiempos.


PROGRAMA PARA LOS INVITADOS

Un dormitorioPersonas de ambos sexos en buen estado de salud, generalmente entre 20 y 35 años de edad, que deseen visitar Madonna House, deben previamente solicitarlo por correo o teléfono. Madonna House no es un centro de retiro espiritual por lo cual se les solicita a las personas participar de lleno en el horario diario de trabajo, oración y recreación, que los miembros de Madonna House observan. Aquí vienen a compartir en amor el modo de vida de una familia Cristiana que practica los concilios evangélicos de pobreza, castidad y obediencia.  Aprenden a encarnar el Evangelio en los actos simples de cada día y escuchan, bajo dirección espiritual, la voz del Señor en sus propias vidas.

Para algunos, nuestra pobreza es el utilizar los baños exteriores, para otros es el compartir dormitorios, la falta de privacidad o el poco tiempo libre.

Nosotros sugerimos que las personas hagan planes para quedarse por lo menos una semana en Madonna House, para así sacar el máximo provecho de su experiencia. Desafortunadamente, no nos es posible aceptar invitados por sólo el fin de semana.

Las personas interesadas en visitar Madonna House pueden escribir a la Oficina de Registro correspondiente, según sean hombres laicos, mujeres o sacerdotes.

La colonia de CanaLA COLONIA DE CANA

En un lugar lleno de árboles, a la orilla de un lago y a corta distancia de Madonna House, se reunen familias para renovar su vida cristiana en un ambiente sencillo y relajado de comunidad.  Cada sesión semanal incluye una Misa diaria en nuestra capilla rústica, conferencias y recreación. Durante el verano hay varias cabañas rústicas disponibles  para hospedar a familias.


Sacerdotes en Madonna HouseSACERDOTES EN MADONNA HOUSE

Cuando era niña, Catherine ofreció su vida por los sacerdotes.  Su reverencia y comprensión de esta vocación ha tocado a muchos sacerdotes que han venido a Madonna House durante muchos años.

Actualmente, 23 sacerdotes son miembros permanentes del Apostolado. Alrededor de la mitad de ellos vinieron como hombres laicos y fueron posteriormente ordenados para nuestra comunidad. Ellos viven y trabajan como parte de la familia de Madonna House celebrando los sacramentos, enseñando, orando, y dando dirección espiritual a los miembros e invitados.

Los sacerdotes provenientes de todas partes son bienvenidos a participar en nuestra vida, pero el énfasis está en sus necesidades.

OrdenaciónPROGRAMA PARA PRE-SEMINARISTAS Y ASOCIADOS

En el Sínodo de 1990 sobre Formación Sacerdotal en Roma, se hizo una recomendación  de un año de formación espiritual para todos los seminaristas. Diez años antes, Catherine - con permiso del Nuncio Apostólico en Canadá - ofreció nuestras instalaciones a los Obispos interesados en mandar candidatos a Madonna House para un programa de formación espiritual para pre-seminaristas. El programa ofrece ocho meses de formación espiritual como parte integral de la vida en comunidad de Madonna House.

Existen mas de 100 Obispos y  sacerdotes, y también diáconos que han sido aceptados como asociados. Ellos se sienten atraídos por la espiritualidad de Madonna House y llamados a vivirla en sus propias diócesis.


La tienda de regalos de Madonna HouseLA TIENDA DE REGALOS DE MADONNA HOUSE

En 1961, Catherine tuvo un sueño: una tienda de regalos - cuyas ganancias irían directamente a los pobres. Como un apostolado especial, esta tienda sería dirigida por miembros de Madonna House escogidos para este trabajo, y el surtido de mercancías sería enteramente obtenido a través de donaciones. “Nuestra Señora será la compradora”, insistía Catherine.

El sueño se convirtió en realidad: antigüedades, regalos, ropa, artesanías (algunas de las cuales son hechas en Madonna House), y libros usados han llegado a ser otros medios para tocar corazones y almas.

¡Miles de personas, a través de sus donaciones, generosidad, patrocinio y oraciones han apoyado al Tercer Mundo y hecho este apostolado posible!


LAS PUBLICACIONES DE MADONNA HOUSE

Nuestros propios libros, las obras de Catherine Doherty, su esposo Eddie Doherty y otros miembros de Madonna House están disponibles en la Tienda de Regalos o se pueden solicitar por correo dirigido a Madonna House Publications. El catálogo de nuestras publicaciones también puede ser solicitado por correo. Restoration, nuestro periódico, aparece 10 veces al año y la subscripción anual cuesta US$10.00 al año. Para obtener el catálogo o la subscripción se puede escribir a Madonna House Publications, Combermere, Ontario, KOJ 1L0, Canada.



PARA MAYOR INFORMACION

por favor dirija su correspondencia a:

Madonna House Apostolate
2888 Dafoe Rd
RR 2
Combermere ON   K0J 1L0
Canada

Teléfono: 613-756-3713 — Fax : 613-756-0211